Verano y consumo cultural

SANYO DIGITAL CAMERAAl azar de YouTube dí con un videíto en el que Noe Jitrik habla de la escritura. Y dice que el comienzo de un texto es la ruptura de un equilibrio previo, que podría continuar indefinidamente. El miedo a quebrar esa estabilidad, por gris que sea, explicaría por qué tantas personas se resisten a escribir, y a leer, incluso (desde el momento en que leer de verdad es una producción). Por eso cuesta tanto empezar. Y me costó tanto a mí retomar el blog. Me gustó la idea y la transformé en un título para un ensayo de un examen de febrero en la carrera de comunicación. Una alumna me sorprendió con una pieza intensa que no sabía que ella podía generar. Los docentes tendemos a congelar nuestro recuerdo de las competencias de nuestros alumnos, somos los primeros en desconfiar del proceso educativo, de la transformación en la que decimos estar empeñados.

De transformación trata esta entrada. Hace más de un año leí una entrevista a Juan José Sebreli (imposible de recuperar) en donde decía que no se iba de vacaciones porque no quedaba agotado de un trabajo alienante que le exigiera una desconexión. Es una idea que desarrolla, creo, en su libro sobre Mar del Plata: al trabajo sin sentido le sigue un ocio represivo. A los profesionales simbólicos (profesores, escritores, periodistas, científicos sociales) nos descansa lo que, a Dios gracias, nos toca hacer gran parte del tiempo durante el año (aunque durante el año otras muchas cosas nos cansan más que a nadie). La diferencia notable de las vacaciones es que hacemos esas cosas por puro gusto y sin premura, respetando los tiempos que demandan, integrándolas sin ansiedad a la vida familiar y social, al ciudado del cuerpo propio y de los nuestros. Me refiero a las ocupaciones de leer, consumir cultura, reflexionar, escribir, que durante el año, por muy profesionales simbólicos que seamos, no logramos realizar con el mínimo de serenidad que exigen.

Pues bien, leí bastante. Literatura, primero que nada. Mujeres escritoras, que es lo que más me gusta leer últimamente: Clarice Lispector, Amelie Nothomb, Reza Yazmina, Ángeles Mastretta. En cambio, no me gustó el best seller La delizadeza de Davis Foenkinos, demasiado al servicio de una liviana película romántica, como terminó siendo. Al volver de Bolivia, donde fui de vacaciones, los últimos días de enero, me puse a concluir la lectura de algunos libros teóricos, no urgentes pero importantes. Me agregó mucho Consumo, cultura y sociedad de Roberta Sassatelli, publicado el año pasado por Amorrortu. Conocí a la autora, socióloga italiana, en octubre de 2012 en un Congreso Internacional de Comunicación y Consumo en el que participé, en la Escola Superior de Propaganda e Marketing de San Pablo. Personalmente, estoy trabajando sobre la intersección entre los consumos culturales y la construcción de ciudadanía y encuentro notable sintonía con los planteamientos de algunos profesores del Master en Comunicación y Prácticas de Consumo de la ESPM, programa que reúne un marco teórico sólido y amplio con una deliberada bajada al mercado y a la sociedad, como intentamos hacer desde la Escuela de Posgrados en Comunicación de la Austral. Creo que el consumo -tan importante en el modelo económico argentino actual- merece ser analizado desde un punto de vista antropológico, como mecanismo identitario, como práctica cultural y social. Ese enfoque corre al consumo del paradigma del marketing, sin negarlo, al de las ciencias sociales.

Les dejo en la solapa de “Artículos” uno que publiqué recientemente en un número del Journal of Communication Studies, dedicado a la relación entre comunicación y memoria. Se titula: “Media cases and social memory in Argentina post 2001” y sobre el final plantea el concepto de público, que es el nombre que mejor localiza este devenir ciudadano del consumidor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consumo, Semiótica de la Cultura. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Verano y consumo cultural

  1. Como siempre, un placer leerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s