¿Representaciones discriminatorias en los medios?

Bueno, sí, hace casi un mes que no publico. No es que haya estado holgazaneando, precisamente. El viernes 4 de noviembre empecé (SIC) una nueva materia de posgrado en la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral.

Como siempre pasa, en la última clase se produjo un debate acerca de cuánto debe responsabilizarse a los medios de algunas representaciones sociales discriminatorias que circulan en nuestra sociedad. La objeción a esta lectura crítica del poder simbólico de los medios suele proceder de alumnos que son a la vez profesionales de los medios, periodistas o realizadores audiovisuales, por ejemplo. Nada más lejos de mi propósito que emprenderla de manera orgánica contra los medios. Sería tanto como ir contra el fenómeno que he cortejado como investigador y docente durante los últimos veinticinco años. Si he hecho algo desde la academia eso ha sido formar profesionales de los medios:  más idóneos y más responsables, en la medida de lo posible. Por otra parte, me dedico a estudiar a las audiencias y si bien uno puede constatar una y otra vez representaciones mediáticas negativas sobre los pobres, las personas en situación de calle o sujetos de la protesta social, por ejemplo, eso no quiere decir que la gente acepte sin más esos estereotipos, por extendidos que estén. Digo más: el último año he estudiado la teoría sobre los medios que los intelectuales kirchneristas le prestaron o le tomaron prestada a Cristina Kirchner y la he cotejado con aportes actuales, amplios y renovados, de investigación empírica sobre medios, llegando a la conclusión de que la teoría de los medios del poder atrasa en lo que respecta a la autonomía que tienen las audiencias.

Sin embargo, el jueves 3 de noviembre, justo antes de empezar la materia “Metodología de Análisis y de Interpretación”, que suscita estos amables debates, intervine en un panel sobre la cobertura de niñas, niños y adolescentes en los noticieros televisivos argentinos.  Estuvieron también, entre otros, Liliana Hendel (Telefé Noticias) y Florencia Etcheves (Telenoche y TN). El motivo del panel era la presentación en sociedad de una investigación (en video y en papel, ver blog de OTV y Post) sobre este tema a partir de una muestra de más de 600 noticias de los noticieros vespertinos, llevada adelante, este año, por el Observatorio de la Televisión de la Austral y Periodismo Social, la ONG de Alicia Cytrimblum. En mi intervención atiné a glosar algunos hallazgos del muy prolijo análisis: sólo una de cada diez notas se refieren a chicas y chicos, la mitad de ellas son notas sobre violencia, el siguiente tema -educación- está absorbido por la toma de colegios. De modo que la primera noticia sobre los chicos en la TV es que no son noticia. Y cuando entran en la agenda televisiva es por la puerta de las noticias negativas. No aparecen en noticias sobre deportes, tecnologías, medio ambiente o solidaridad, aunque sean temas con los que están culturalmente vinculados. Las pocas veces que se habla de ellos, ellos hablan poco. No me refiero aquí a la toma brutal de un chico al que se le pregunta por la desaparición de una amiga, ni a cualquier manipulación de la identidad o de la intimidad (aspectos en los que los noticieros argentinos parecen haber progresado a golpe de demandas). Me refiero más bien a incorporar el punto de visto de los niños en la pre-producción: en la definición de la agenda y en la documentación previa.

He ahí un registro objetivo de una representación textual que tiene más chance que otras de transformarse en representación social, en la medida en que los medios informativos, típicamente los noticieros de los canales de aire, siguen siendo los enunciadores sociales de mayor alcance y credibilidad. No hay una intencionalidad aviesa ni rasa transmisión de ideología ahí, hay una manera de entender un producto de la industria cultural -la noticia- cuya rutina productiva, sí, viene cargada con un sesgo. Es lo que estimo yo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Periodismo, TV. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s