Todavía las revistas

Una de las materias que doy en la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral, Géneros y estilos creativos, se centra en la producción de textos para revistas. Cada tipo textual: el relato periodístico, la crónica sobre una tribu, la columna de opinión, el ensayo, la crítica cultura, va acompañado de la reflexión sobre los temas y la intencionalidad del género. Desde hace algunos años incorporé al curso las versiones para sitios de Internet de esos textos, así como tipos textuales nativos de la web, como el post de blog. Con más facilidad que el diario, la revista migra a Internet: su estructura y diseño de mosaico, la tarea del periodista como editor de página, acostumbrado al despiece y a pensar su texto también desde un punto de vista visual, ya anticipaban en el papel este traslado a la red. De hecho, los portales de noticias pronto fueron más que versiones digitales de los diarios, desarrollos del aspecto de revista que hay en todo diario. El adn de la revista, creo, transmuta con facilidad del off al on.

Sin embargo, las revistas argentinas pierden lectores mes a mes, de a chorros. De esto, entre otras cosas, hablamos, Fernando Ruiz y yo, con el mítico Daniel Ripoll, presidente de la Asociación Argentina de Editores de Revistas. Antes, obviamente, conversamos emocionados sobre la revista Pelo por él fundada, sobre Expreso Imaginario, Roberto Pettinato y La Mano, sobre cuando la dictadura lo chupó a raíz de un artículo publicado en la revista Mad, licencia estadounidense. Las alternativas del sector, los subsidios estatales, las posibilidades de producir sinergias en cada eslabón de la cadena de valor, la necesidad de monetizar el paso a Internet, son algunas de las preocupaciones de Ripoll que otros editores conservadores no quieren abordar. Como pasajeros del Titanic que se resisten a subirse a los botes.

Salió también el caso de Ohlalá! Gracias al material aportado por Ezequiel Fonseca y con la ayuda de Marité Taccone, presenté ese caso en la Maestría en Gestión de Contenidos primero y en un curso de Moda y Comunicación Visual en el Centro Metropolitano de Diseño (resumen de la presentación, disponible en Clases). No es que me guste la publicación sino que me llamó la atención que hace tres años, cuando el Grupo de Revistas La Nación tomó la decisión de publicar una nueva revista femenina en papel, la categoría ya estaba saturada y todo parecía indicar que la web ers el nuevo lugar pare este tipo de contenidos. Sin embargo, la revista fue un éxito. Su salida estuvo respaldada por una investigación de mercado que mostraba una necesidad insatisfecha en el segemento + 30, en donde las presiones laborales y el cierre de algunas posiblidades vitales debido a compromisos familiares tironea con los deseos de diversión, relejamiento, evasión. El medio detecta esta actitud y se limita a alimentarlo (esto último dicho como crítica). En Ohlalá! hay notas de psicología positiva, como en Sofía -que sigue siendo la revista con más alto concepto de la lectora que construye- junto con otras de liberación sexual adolescente, como en Cosmopolitan. Su aparición obligó a esas revistas a ajustar su propio contrato de lectura. 

El de las femeninas es solo un caso de cómo las revistas necesitan investigar, elaborar estrategias de convivencia entre el mundo impreso y el mundo digital, pensarse cada vez más como marcas paraguas de un stock de contenidos diversos. Un viejo profesor español decía hace años que el diario era el pasado, la TV el presente y la revista el futuro. Depende de los editores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis del Discurso, Revistas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s